0%

 

En el año 1967 nace la línea Florencia de artefactos sanitarios para cuartos de baño. Una línea de dimensiones generosas ubicada en el segmento económico. Las construcciones de esa época ameritaban tener sanitarios de buen tamaño dado que los baños eran más grandes que en la actualidad. Los colores Fuerza Aérea y Dorado le otorgaban vivacidad a la línea además del blanco tradicional. El accionamiento tipo tirador era la característica que lo diferenciaba del resto de los artefactos de su tipo. Florencia, una línea que perduró por más de 4 décadas y aún hoy vive en muchos baños de los argentinos. 

 

En los años 90 nació la línea Victoria, posicionada para baños de lujo y con un diseño de estilo clásico, marcó tendencia para la época. Se destacó por sus facetas que recorren su forma exterior. Esta característica es lo que diferenció a esta línea del resto y la transformó en única para su época. A la hora de diseñar un cuarto de baño distinguido, Victoria era la opción a elegir ya que se erigía como única en su tipo. Pero no solo el diseño marcó el rumbo de esta línea. Su lavatorio espacioso hacía que el lavado de manos y cara realmente fuese un disfrute. Victoria, una línea con buen gusto y estilo.

 

Por Alfredo Presas