0%

 

En sus comienzos Ferrum fabricaba productos enlozados de chapa entre los que se encontraban los sets de cocina; ollas, cacerolas, pavas, mates, cafeteras, cucharones, sartenes. Con el tiempo se incorporaron modelos de colores vivos y con diferentes estampados. La cocción se realizaba en dos etapas, una a 860º y una segunda cocción a 820º. El espesor de la chapa y la calidad del esmalte posicionaban a Ferrum como la empresa líder en Argentina por excelencia en calidad y variedad de productos. Su durabilidad en el tiempo era su principal cualidad, manteniendo inalterables su acabado superficial, brillo y color. Las terminaciones por soldadura se realizaban cuidadosamente para preservar la estética y fineza de sus líneas. La variedad de colores permitía al usuario poder elegir el modelo que más se adaptara a la los “azulejos” que tuviese en su cocina como así la decoración y mobiliario. El color rojo de la línea Suiza para cocina le otorgaba vivacidad e intensidad al juego. El detalle del estampado con flores apuntaba claramente a un producto pensado para agradar a la mujer. Hoy la cocina es un ámbito en donde intervienen tanto el hombre como la mujer y las tendencias de diseño claramente cambiaron. La idea de Ferrum es adaptarse a los cambios rápidamente para ofrecer a los usuarios distintas opciones de acuerdo a su preferencia.

 

“  Ferrum una empresa perdurable que se transforma día a día  ”

Por Alfredo Presas