CUIDAR EL AGUA EN EL BAÑO

Crear conciencia, cambios de hábito

     El cuarto de baño lo utilizamos para el aseo personal y para deshacernos de deshechos sanitarios. Si bien utilizar agua en el baño es necesaria e indispensable, hay muchas fuentes de desperdicio y es posible poder reducir el uso del líquido sin limitar nuestros hábitos de higiene y limpieza.

Es sumamente importante tomar conciencia en cada momento en el que usamos agua. Tenemos que mejorar nuestros hábitos, arreglar fugas y, si es posible, instalar algunos accesorios que nos ayuden a hacer más eficiente su uso.

     Tanto en el lavatorio, como en la ducha, mantené la grifería abierta sólo cuando la estás usando. Báñate lo más rápido posible y cerra la llave durante el enjabonado del cuerpo y el cabello. Ábrela nuevamente para enjuagarte.

Cerra la grifería mientras te cepillas los dientes o te afeitas. Las griferías con temporizador incorporado de corte automático de agua, son una alternativa ideal para evitar que los niños las dejen abiertas.

     Nunca utilices el inodoro como cesto de basura. Evita tirar papeles, toallas sanitarias, pañales descartables, etc. Este tipo de residuos, además de que pueden obstruir los conductos de los inodoros, dificultan el tratamiento posterior del agua. Pensa que podes aprovechar más el agua antes de desecharla.

     Acostúmbrate a usar las teclas de doble descarga en depósitos, el planeta te lo agradecerá.

     Recordá que cuidar el agua es tarea de todos, en Ferrum siempre estamos trabajando para que nunca te falte….

 

Publicado por

Ferrum

Content Manager de Ferrum s.a.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *