Línea Espacio

Zona de entrada

El acceso

         A fin de que el acceso al cuarto sea cómodo y seguro, se requiere:

Una correcta iluminación, para que el área pueda ser visualizada con facilidad.
Suficiente espacio en el área anterior a la puerta para que la silla de ruedas pueda maniobrarse sin dificultad.
Una entrada libre de desniveles y escalones, que no dificulte el ingreso de personas con movilidad reducida.

La puerta

        La puerta de entrada al baño debe ser liviana y de fácil movilidad. Se excluyen los sistemas de cierre automático.

Su apertura se realizará hacia fuera para evitar atropellar a quien pudiera encontrarse inmediatamente detrás o caído de manera accidental en el interior del baño; además, este tipo de apertura facilita la rápida salida ante una eventual emergencia.

Para abrir la puerta se utilizan diversos tipos de manijas o sistemas “abre-fácil” a palanca que evitan lastimaduras o un posible enganche de ropa. Las manijas se colocan a una altura que se encuentra entre los 75cm. y los 90 cm. del borde inferior de la puerta. También es necesario emplazar otra manija del lado interno de la puerta que permita cerrarla; esta manija auxiliar debe colocarse a 18 cm. de las bisagras.

Es posible colocar placas protectoras en el borde inferior de la puerta, tanto del lado interno como externo, cubriendo un ancho de aproximadamente 25 cm. desde el nivel del piso. De este modo, se la protege de los golpes producidos por los apoya pies de las sillas de ruedas; hay que tomar en cuenta que algunas personas suelen abrir las puertas empujándolas con esta parte de su silla.

El ancho libre mínimo de la puerta será de 80 cm. para permitir el paso de una persona que se desplaza en silla de ruedas o apoyada en dos bastones.

Area del espacio interior

        Ya dentro del baño, el primer implemento necesario es el interruptor de la luz. Su ubicación debe respetar la relación de altura de la persona con la silla de ruedas y, en consecuencia, ubicarse a 70 cm. u 80 cm. del nivel del piso.

Además es importante que en esta área se instalen timbres acústico-lumínicos para los casos en que ocurra una emergencia o accidente; estos llamadores deben ubicarse a 10 cm. del piso, a fin de que sean fácilmente utilizados por una persona que se encuentre eventualmente caída en el suelo.

Más sobre Línea Espacio en nuestro sitio web.

Publicado por

Ferrum

Content Manager de Ferrum s.a.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *