MUEBLES PARA CUARTO DE BAÑO

Cadria, diseño y funcionalidad

    

     La línea Cadria es sinónimo de modernidad. Los muebles de esta línea los podemos combinar con lavatorios con mesadas de 60, 75, 90 y 100 cm. , placas de porcelana sanitaria y soportes de acero inoxidable. A su vez los lavatorios Cadria son combinables  con muebles de apoyar o muebles colgantes de la misma línea, como así también la opción de soportes con o sin toallero. Si optamos por combinar los muebles Cadria con bachas de apoyar, tenemos disponibles placas lisas de porcelana. El concepto de bachas de apoyo sobre placas, es una tendencia que se afianza por estos días en reemplazo de los lavatorios con columna.                  

     Los muebles Cadria presentan un diseño elegante y funcional hasta el último detalle. Cuentan con guías telescópicas, el cajón abre totalmente, los tiradores y manijas metálicos con acabado cromo, patas de acero inoxidable con extremos aislantes, colgadores regulables que facilitan la instalación y bisagras superiores de caja “CLIP” con cierre suave. Básicamente por sus dimensiones de 60, 75, 90 y 100 cm. en el largo, estos muebles son aptos para cuartos de baño de variadas dimensiones. Además de las opciones de muebles colgantes o de apoyo, encontramos en Cadria opciones de columnas colgantes de dos puertas y espejos.

      Cadria, una línea con estilo creada para la mujer y el hombre de hoy.

Línea Espacio

Zona de entrada

El acceso

         A fin de que el acceso al cuarto sea cómodo y seguro, se requiere:

Una correcta iluminación, para que el área pueda ser visualizada con facilidad.
Suficiente espacio en el área anterior a la puerta para que la silla de ruedas pueda maniobrarse sin dificultad.
Una entrada libre de desniveles y escalones, que no dificulte el ingreso de personas con movilidad reducida.

La puerta

        La puerta de entrada al baño debe ser liviana y de fácil movilidad. Se excluyen los sistemas de cierre automático.

Su apertura se realizará hacia fuera para evitar atropellar a quien pudiera encontrarse inmediatamente detrás o caído de manera accidental en el interior del baño; además, este tipo de apertura facilita la rápida salida ante una eventual emergencia.

Para abrir la puerta se utilizan diversos tipos de manijas o sistemas “abre-fácil” a palanca que evitan lastimaduras o un posible enganche de ropa. Las manijas se colocan a una altura que se encuentra entre los 75cm. y los 90 cm. del borde inferior de la puerta. También es necesario emplazar otra manija del lado interno de la puerta que permita cerrarla; esta manija auxiliar debe colocarse a 18 cm. de las bisagras.

Es posible colocar placas protectoras en el borde inferior de la puerta, tanto del lado interno como externo, cubriendo un ancho de aproximadamente 25 cm. desde el nivel del piso. De este modo, se la protege de los golpes producidos por los apoya pies de las sillas de ruedas; hay que tomar en cuenta que algunas personas suelen abrir las puertas empujándolas con esta parte de su silla.

El ancho libre mínimo de la puerta será de 80 cm. para permitir el paso de una persona que se desplaza en silla de ruedas o apoyada en dos bastones.

Area del espacio interior

        Ya dentro del baño, el primer implemento necesario es el interruptor de la luz. Su ubicación debe respetar la relación de altura de la persona con la silla de ruedas y, en consecuencia, ubicarse a 70 cm. u 80 cm. del nivel del piso.

Además es importante que en esta área se instalen timbres acústico-lumínicos para los casos en que ocurra una emergencia o accidente; estos llamadores deben ubicarse a 10 cm. del piso, a fin de que sean fácilmente utilizados por una persona que se encuentre eventualmente caída en el suelo.

Más sobre Línea Espacio en nuestro sitio web.

BAÑERA DE ACRILICO FERRUM

¿Por qué elegirla?

Fabricada en acrílico sanitario, un material noble y resistente, termoformado y reforzado con espuma de poliuretano que permite soportar grandes presiones y uso intensivo, la bañera de acrílico llego para reemplazar a la vieja bañera de chapa enlozada.

El material con el cual se fabrican estas bañeras, debido a su alto costo, estaba relegado solo a la fabricación de los productos más lujosos y con más diseño, generalmente bañeras de hidromasaje.

Luego de varios años de experiencia en la transformación de este material y la incorporación de tecnología de última generación, ferrum logra darles a sus clientes un producto a un precio similar al de las bañeras de chapa pero con la calidad que hasta entonces estaba destinada únicamente a los hidromasajes.

Las ventajas de la bañera de acrílico respecto de la bañera de chapa se pueden analizar desde tres puntos de vista.

El arquitecto / profesional

– La elección de una bañera de acrílico le permitirá realzar la categoría del baño ya que el proceso de fabricación y la maleabilidad del material permiten lograr diseños de vanguardia.

El instalador:

– Se va a encontrar con un producto fácil de transportar dentro de la obra y resistente a los golpes (no se cacha).

– Una instalación tan simple como la de las bañeras de chapa.

El usuario:

– La bañera de acrílico es la única del mercado que realmente cumple con la condición de ser mas antideslizante que una bañera de chapa, esto es debido a una propiedad intrínseca del material.

– Por su propiedad de aislante térmico va a permitir mantener el agua caliente por más tiempo que una bañera de chapa.

– Su superficie de alta resistencia brinda un brillo inalterable a lo largo del tiempo y el uso diario.

– El importante espesor de acrílico, el cual compone la capa visible de la bañera, permitirá restaurar cualquier daño superficial simplemente puliendo la zona marcada.

Además cuenta con la garantía y la calidad de Ferrum.